Mar que cura la distancia

Los kilómetros que nos separan son tan sólo una medida de longitud. Seguimos compartiendo el mismo cielo, la misma luna.

Las manecillas de mi reloj aquí se mueven a un ritmo distinto al vuestro pero mi corazón sigue latiendo al mismo compás.

Pero hay días en los que las lágrimas se apoderan de ti. Esa distancia te termina explotando en la cara al igual que la lluvia brightoniana en un día de viento.

Dicen que tras la tormenta siempre viene la calma. Y no he encontrado más calma que mirar al horizonte y contemplar el atardecer del West Pier. Porque no hay nada que no curen la brisa marina y un abrazo justo a tiempo.

SEA THAT CURES THE DISTANCE (English version)

The kilometers between us are only a measuring length. We are still sharing the same moon and the same sky.

The hands of my clock are moved with other rhythm but my heart is still beating at the same time.

But there are some days that the tears take hold of you. The distance explodes in your face as the Brighton raining in a windy day.

They say that after the storm, comes the calm. I haven’t found more calm than looking to the horizon and contemplating the Wester Pier Sunset. Because there’s nothing that the sea breeze and a hug in time can’t cure.

Ángela Serrano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s