Mireia Belmonte, grande dentro y fuera del agua

Durante estos Juegos del Mediterráneo, la nadadora de Badalona ha sido una vez más protagonista dentro y fuera del agua. Sí, ha  ganado dos oros y dos platas y ha sido la abanderada del evento. Pero también ha revolucionado las redes sociales con  su particular entrega de medallas.

A menudo caemos en el error de valorar sólo al deportista por los éxitos conseguidos. Los éxitos son muy importantes para el deporte español, para tener ayudas económicas, más visibilidad…

Pero si algo define a los deportistas de élite, son sus valores de sacrificio, constancia, humildad… Precisamente esos valores son los que le han llevado a ser la portadora de la bandera en la ceremonia de inauguración en Tarragona 2018.

“Parece fácil darse por vencido pero no lo hagas.” No rendirse, no abandonar. Eso ha hecho la vigente campeona olímpica durante esta competición. La primera jornada no fue buena para ella. A pesar de que ganaba la plata en 800 libre, no cumplía las expectativas en los 400 estilos.

“Yo no huyo de los desafíos, los enfrento porque es la única manera de vencer el miedo y los nervios.” La de Badalona no tiró la toalla y no falló en su prueba estrella, los 200 mariposa. Nos hizo sufrir hasta el último 50 donde remontaba hasta la primera posición. Y es que si algo sabe bien Mireia es terminar las carreras.

“La llegada me hizo ganar el 200 mariposa pero me hizo perder en el 400 libre”. La importancia de ser humilde. Belmonte puede presumir de ser uno de las referentes en la natación mundial pero también sabe reconocer sus errores y cuando su rival ha estado más acertada. Sí, Mireia Belmonte es HUMANA. A pesar de ello, la nadadora española apenas descansaba una hora entre una final y otra pero sabe que son gajes del oficio.

Pero si algo nos ha demostrado Mireia Belmonte, es que esa grandeza y espíritu de superheroína que tiene en el medio acuático, también lo tiene fuera de él. En la entrega de medallas del 400 libre, ante la ausencia de la autoridad que entregaba las medallas y la no respuesta de la organización, ella tomaba la iniciativa  y se convertía en maestra de ceremonias.

No lo hizo sola sino que fue un trabajo en equipo. Su compañera no fue otra que su rival en el agua, la italiana Simona Quadarella, oro en la prueba, que se sumó a colgarle el bronce a la portuguesa Diana Duraes. Un gesto que ha sido muy aplaudido por sus seguidores ya que fueron las que pusieron un poco de cordura ante tal situación absurda y embarazosa.

“Para tener éxito, primero tenemos que creer que podemos tenerlo.” Día tras día, competición tras competición, Mireia Belmonte nos enseña la importancia de creer en ti porque si se trabaja, se consiguen los objetivos. Y siempre, siempre aprender de los fallos cometidos porque una derrota no es un fracaso sino otra oportunidad de volverlo a intentar.

“Para alcanzar lo que nunca has tenido tendrás que hacer lo que nunca has hecho.” Ahora la nadadora sigue con la preparación de cara al Europeo de Glasgow en agosto. ¿Con qué nos sorprenderá esta vez?

Ángela Serrano

Fotografías: Tarragona 2018    COE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s